Pedir una Nota Simple ante un procedimiento judicial

Solicitar una Nota Simple del Registro de la Propiedad es un trámite muy sencillo que puede darnos información valiosa de cara a afrontar ciertas gestiones: conocer la solvencia patrimonial de una persona o empresa, comprobar la titularidad de un inmueble o descartar la existencia de cargas en una finca rústica, por ejemplo. Veamos ahora las ventajas de pedir una Nota Simple ante un procedimiento judicial.

¿Para qué pedir una Nota Simple en un procedimiento judicial?

El Registro de la Propiedad es un organismo que guarda información pública sobre los inmuebles inscritos en España. La Nota Simple es uno de los documentos que el Registro puede expedir ante la solicitud de algún interesado, y nos dará información sobre la titularidad del bien, el título y la fecha de adquisición, las posibles cargas existentes o los datos básicos de la propia finca: linderos, superficie y localización.

Dicho lo anterior, podrá resultarle evidente que las utilidades de solicitar una Nota Simple ante un procedimiento judicial son infinitas:

  • En una reclamación de cuotas impagadas de la Comunidad de Propietarios, habrá de comprobar a través de la Nota Simple la titularidad real del inmueble para entablar el procedimiento frente al propietario moroso.
  • Si usted desea iniciar un procedimiento de reclamación de deudas frente a un tercero, querrá conocer previamente su patrimonio para estudiar las posibilidades de éxito en el cobro a través de embargos inmobiliarios.
  • En casos de reclamación de servidumbres, será mucho más fácil demostrar un derecho adquirido si este se encuentra inscrito en el Registro de la Propiedad.
  • Ante un procedimiento judicial de expediente de dominio, es imprescindible pedir una Nota Simple para comprobar el estado registral actual del inmueble que queremos regularizar.

Pedir ahora una Nota Simple

¿Cómo solicitar una Nota Simple ante un procedimiento judicial?

La Nota Simple, como documento emitido por el Registro de la Propiedad que contiene información pública, puede ser solicitada por cualquier interesado. Usted mismo, aunque no sea propietario de una finca, puede pedir una Nota Simple para aportarla al procedimiento judicial. Le exigirán que justifique el motivo de la solicitud, pero le bastará señalar que necesita conocer la titularidad del inmueble para el procedimiento.

En cualquier caso, es recomendable solicitar la Nota Simple Informativa a través de medios telemáticos; mucho más si se trata de una finca que se encuentra fuera de nuestra ciudad. Para evitar desplazamientos y pérdida de tiempo, puede utilizar los servicios de Registro Directo, con los que tendrá acceso a la Nota Simple sin necesidad de moverse de casa.

¿Qué validez tiene la Nota Simple ante el Juzgado?

La Nota Simple, a diferencia de la Certificación Registral, no aparece firmada por el Registrador, por lo que su autenticidad y su eficacia probatoria pueden ser cuestionadas en juicio. No ocurre lo mismo con la Certificación, que al venir autenticada por el propio Registrador de la Propiedad tiene plenos efectos jurídicos frente a terceros, y no podrá ser rebatida en un procedimiento judicial.

Por tanto, si usted tiene dudas sobre la estrategia procesal de su oponente en un proceso, quizá deba plantearse solicitar directamente la Certificación Registral. En cualquier caso, solicitar la Nota Simple es un trámite más rápido y económico y puede servirle como primer paso de cara a comprobar la titularidad y las cargas del inmueble. Y, si después lo cree conveniente, podrá solicitar la Certificación de cara al procedimiento judicial.

Cualquiera de estos documentos se puede solicitar a través de Registro Directo, la forma más sencilla de obtener una Nota Simple o una Certificación Registral para acreditar los datos de un inmueble frente a los tribunales. Si usted desea que le informemos de los pasos a seguir, no dude en contactar con nosotros y le ayudaremos en todo lo que esté en nuestras manos.

Solicitar ahora una Nota Simple