¿En qué consiste el usufructo sobre una vivienda?¿En qué circunstancias se da?¿Qué tipos hay?

Si quiere saber en qué consiste, siga leyendo.

Dentro del concepto de propiedad sobre un bien, existe una disección entre los derechos de usufructo y nuda propiedad, que, si bien suelen concentrarse en la misma persona, a veces se muestran por separado y crean una relación peculiar entre nudo propietario y usufructuario.

¿Qué es el usufructo sobre una vivienda?

El usufructo es, grosso modo, el derecho a disfrutar de una propiedad ajena. En el caso de la vivienda, es el derecho a usar y obtener los frutos de la misma por persona diferente a su legítimo dueño. El usufructuario tiene derecho a usar y disfrutar el bien; en este caso, la vivienda. Por tanto, podría utilizarla para ocuparla y vivir en ella, incluso como residencia habitual, pero también podría arrendarla y obtener con ello una renta.

Si usted quiere comprobar si existe un derecho de usufructo inscrito en el Registro de la Propiedad, puede hacerlo a través de la Nota Simple Informativa. En ella aparecen los titulares de los derechos reales sobre el inmueble, por lo que aparecerán disgregados la nuda propiedad y el usufructo sobre la vivienda, en caso de existir. El trámite, muy sencillo, puede hacerlo utilizando los servicios telemáticos de Registro Directo.

Solicitar Nota Simple del Registro de la Propiedad

Circunstancias habituales para la existencia de usufructo sobre una vivienda

El usufructo sobre una vivienda suele operar en el derecho sucesorio, pues la ley reserva al cónyuge viudo el derecho de usufructo sobre un tercio de los bienes de la masa hereditaria. En la práctica, suele suceder que los hijos heredan la vivienda de sus padres a la muerte de uno de ellos, pero el cónyuge superviviente sigue usando aquella en condición de usufructuario. Es la razón más habitual por la que se constituye usufructo sobre una vivienda.

También puede ocurrir que, por voluntad de las partes, el propietario de un bien cede de manera gratuita o mediante pago de una cantidad el uso de la vivienda a otra persona. Si bien se da normalmente entre familiares -por ejemplo, la cesión del padre a su hijo de una vivienda para vivir-, ello no impide que se pueda celebrar un contrato de usufructo entre personas extrañas.

Extinción del usufructo sobre una vivienda

Generalmente, este derecho termina por el fallecimiento del usufructuario. Hablamos del usufructo vitalicio, y la razón de su extinción es el carácter personalísimo del derecho. Pero este también puede finalizar por el trascurso del tiempo estipulado, si era temporal; por la pérdida de la vivienda -incendio, inundación, etc.-; por prescripción, si el usufructuario no disfruta la vivienda durante un tiempo; o incluso por renuncia del beneficiario.

Otra causa frecuente de extinción es la concentración en la misma persona de la figura del usufructuario y del nudo propietario. Ocurre normalmente en casos de usufructo no pactado, como el del cónyuge viudo, donde los propietarios se cansan de una situación en la que no pueden disponer plenamente del bien ni utilizarlo, y terminan vendiéndolo al usufructuario. En ese caso, este derecho deja de tener sentido y se extingue.

Del mismo modo que este derecho debe inscribirse en el Registro de la Propiedad, también debe hacerse su extinción, para que en la Nota Simple aparezca bajo la misma titularidad la nuda propiedad y el usufructo del bien, englobadas bajo la denominación de plena propiedad.

Si usted está pensando en adquirir una vivienda, debe asegurarse que adquiere la plena propiedad de la misma, por lo que debe comprobar que no existe usufructo sobre la vivienda. Para ello, basta con solicitar una Nota Simple del Registro de la Propiedad, que puede hacer cómoda y rápidamente desde RegistroDirecto. ¡Preparados siempre para hacerle la vida más segura!

Solicitar Nota Simple del Registro de la Propiedad