< link rel="alternate" type="application/rss+xml" title="RegistroDirecto » Feed" href="https://www.registrodirecto.es/blog/feed/" /> < link rel="alternate" type="application/rss+xml" title="RegistroDirecto » RSS de los comentarios" href="https://www.registrodirecto.es/blog/comments/feed/" /> La compraventa a plazos y el Registro de Bienes Muebles

¿Porqué se regula la compraventa a Plazos?

En el tráfico jurídico actual es cada vez más habitual la adquisición de bienes muebles mediante pago aplazado. Si bien la legislación en este ámbito ha variado sustancialmente en las últimas décadas, el espíritu de los contrayentes sigue siendo el mismo: acceder a bienes de elevado coste sin un gran desembolso inicial. Veamos la relación entre la compraventa a plazos y el Registro de Bienes Muebles.

La actual Ley de Venta a Plazos, del año 1998, busca la protección jurídica del comprador ante la aparición de entidades financieras especializadas en la concesión de créditos para este tipo de operaciones.

Del mismo modo, ante la proliferación de cláusulas de reserva de dominio en la compraventa a plazos, se establece que aquellas deben inscribirse en el Registro de Bienes Muebles, en su sección de contratos de venta a plazos, para tener eficacia frente a terceros.

A continuación se lo explicaremos con más detalle.

El contrato de compraventa a plazos

Si usted desea adquirir un bien mueble -normalmente un vehículo o maquinaria de gran envergadura, aunque también puede ser una joya o cualquier otro objeto-, pagándolo en cuotas aplazadas, sepa que la normativa de compraventa a plazos ampara y protege su posición jurídica.

La venta a plazos es el contrato según el cual una parte entrega a otra una cosa mueble, comprometiéndose esta a abonar un precio determinado y aplazado, total o parcialmente, en tiempo superior a 3 meses desde la adquisición.

No se consideran venta a plazos ni las operaciones de leasing o arrendamiento financiero ni aquellas garantizadas por hipoteca o prenda sin desplazamiento. El contrato debe ser escrito -requisito formal- y, aunque no es obligatorio, es muy recomendable inscribir el contrato en el Registro de Bienes Muebles.

Solicitar Informe del Registro de Bienes Muebles

La inscripción es fundamental para justificar la titularidad del bien ante un tercero. Imagine, por ejemplo, que pierde un reloj de edición limitada y alguien lo encuentra.

Como garantía del vendedor, la Ley prohíbe vender, prestar o alquilar el bien en tanto no esté completamente abonado, a no ser que cuente con la autorización expresa del vendedor o, en su caso, del financiador.

Para ello, suele pactarse una reserva de dominio a favor de este último. Si usted quiere comprobar si existe tal reserva sobre un bien de su propiedad, puede hacerlo a través de una Nota Simple del Registro de Bienes Muebles.

Inscribir la compraventa a plazos en el Registro de Bienes Muebles

El Registro de Bienes Muebles es un organismo público español en el que se inscribe la titularidad de determinados bienes muebles y los actos, contratos o resoluciones que les afecten. Están a cargo de los Registradores de la Propiedad o Mercantiles.

Los contratos de venta a plazos de los bienes muebles se pueden inscribir en un registro específicamente creado para ello, y que desde hace años depende funcional y orgánicamente del Registro de Bienes Muebles, del que forma parte.

Pueden ser inscritas las compraventas a plazos de buques, aeronaves, automóviles, maquinaria industrial e incluso establecimientos mercantiles, y habrá de hacerse ante el Registrador que corresponda en función del domicilio del comprador.

La inscripción de la Reserva de Domino

La reserva de dominio, que no es obligatoria en estos contratos, también debe inscribirse, como hemos señalado anteriormente, para ser oponibles frente a terceros, puesto que la simple firma del pacto en contrato solo afecta a las partes que lo firman.

Esto quiere decir que, en caso de un contrato de venta a plazos con reserva de dominio no inscrito, el comprador podría a su vez vender el bien a un tercero. En ese caso, el primer vendedor podrá reclamar al primer comprador, pero nunca al tercer adquirente que actúa de buena fe.

Por tanto, inscribir la compraventa a plazos, así como la posible reserva de dominio, en el Registro de Bienes Muebles es de suma importancia para evitar futuras sorpresas, tanto si usted es el vendedor como si es el comprador del bien.

En todo caso, en Registro Directo dispone de varios servicios que pueden serle de gran ayuda. ¿Quiere descubrirlos?

Solicitar Informe del Registro de Bienes Muebles